¿QUIERES APRENDER?

Este breve texto es para papás, mamás y docentes. A mí como papá y como docente me dio mucha luz el tener esta información.

¿Qué deben aprender los niños/as en la escuela? ¿Números y letras? ¿A sumar, restar, leer, historia y biología? Sin duda pero según L. S. Vygotzki, un autor ruso que vivió hace 100 años “para que se den cambios significativos en los procesos de aprendizaje […] se requieren cuatro elementos que él menciona: la atención voluntaria, la conciencia de los procesos, la memoria selectiva y los procesos relacionados con la abstracción o conocimiento científico.” (Citado por Wertsch J. Vygotski y la formación social de la mente).

¿Qué significa esto como papá/mamá o como docente? Revisemos brevemente cada uno de ellos:

Atención voluntaria: en casa el juego y la atención de un niño/a en una actividad puede durar 10 segundos o 10 minutos, pero el niño y el adulto se pueden dedicar a mil cosas, una tras otra en rápida sucesión. Y es bello disfrutar la vida. En la escuela enfocas tu atención en momentos específicos a aprender las formas y colores en el kínder o la fórmula del más complejo hidrocarburo en química… En la escuela se requiere que el pequeño (y el universitario) enfoquen su atención y dediquen tiempos prolongados a aprender algo específico;

Conciencia de los procesos: es necesaria una intencionalidad en el proceso de aprendizaje. Muchos ambientes favorecen el juego para aprender y eso es perfectamente válido, pero en el momento en que el niño se da cuenta que está aprendiendo y enfoca su atención en lo que sucede dentro de sí, está dando un paso adelante. Se da dentro de él/ella un lenguaje que le permite conectarse con el aprendizaje;

Memoria selectiva: desde el kínder hasta el último libro que estás leyendo sobre energía termonuclear o lo que sea de tu interés, es preciso darnos cuenta que no podemos abarcar todo, ni mucho menos pretender abarcar todo al mismo tiempo. Enfócate en lo que quieres aprender y lograrás el aprendizaje deseado;

Abstracción: Es el último paso en el proceso. Todos los niños aprenden a contar del 1 al 10 y hasta el 20 o más antes de los cuatro años. Pero en el momento en el que aprende el concepto de “número” está dando un salto de calidad pues puede entender que el “uno” y el “millón” entran en la misma categoría. Aprenderse las 26 letras del alfabeto es asunto de primero de primaria… entender el concepto de “palabra” y “letra” ya no es tan evidente y hay estudiantes de posgrado que tendrían dificultades en expresar un concepto. Pero sin conceptos no hay ciencia.

Cuando descubrí esto, mi práctica docente y mis esfuerzos como papá cambiaron. Antes me sentía orgulloso porque mi niña podía contar del 1 al 10 en español y en inglés antes de los 3 años, ahora me preocupo para que también tenga en su mente la percepción de “mucho”, “poco”; y que vaya centrando su atención en “aprender” y a su nivel ir percibiendo las generalidades que abarcan varias cosas a la vez, lo que la llevará (espero) a desarrollar esa parte del pensamiento humano (la ciencia) que pocos llegan a recorrer.

Ahora cuando estoy en casa con mi pequeña y quiero que aprenda algo le pregunto: “¿Quieres aprender”? Si estamos jugando y me dice que no, dejo el asunto por la paz, porque no me va a hacer caso y seguimos jugando. Pero si se detiene y me dice: “Sí, papá”. Entonces los siguientes dos o diez minutos en que la pequeña me da su atención y toma el crayón correctamente o aprende a poner la tuerca en el tornillo siguiendo instrucciones o descubriendo lo que pasa con las cosas, en ese momento está aprendiendo “formalmente” y desarrollando una habilidad diferente.

Como papá que es también maestro universitario tengo que relajarme pues demasiada “formalidad” puede hacerme odioso y de verdad que paso mucho tiempo con ella jugando por el simple hecho de divertirnos. Pero es muy interesante contar con esos “diez minutos de aprendizaje” también en casa.

Y como docente sueño con unos cuantos minutos más de atención voluntaria, memoria selectiva, conciencia de los procesos y abstracción en mi y en los estudiantes con los que trabajo. En la secundaria, preparatoria y universidad tenemos clases de 50 minutos o mas… y los docentes pretendemos tener la atención de los alumnos todo el tiempo… ¡Ilusos!

En nuestro mundo contemporáneo en el que estamos viviendo leemos 20 mensajes de Whatsapp en 20 segundos porque es una actividad que no requiere nuestra atención y los expertos en mercadotecnia nos dan escenas fugaces en los programas de televisión o en los comerciales que duran 8-10 segundos; y nos lanzan un mensaje provocador en una frase; corremos el riesgo de pasarnos la vida “distraídos”, brincando “como chapulín en comal” de un asunto a otro, sin profundizar en nada.

El reto es grande, sea para para papás, maestros como para quienes a nivel personal quieren realizar un proceso de auto-aprendizaje.

Las herramientas son claras y las mencioné al inicio de este texto: “No te preocupes por aprender los números y las letras –o sólo eso-, sino por desarrollar los procesos que te van a llevar a conocer las razones de ser de las cosas y que nos acercarán en fin de cuentas a ir descubriendo también un poco más de nosotros mismos como personas, del mundo que nos rodea y de otros seres humanos que, como nosotros, también están en los caminos del aprendizaje continuo.

Repitámoslo por afán de claridad: promovamos la atención voluntaria, la memoria selectiva, la conciencia de los procesos y llegaremos al desarrollo de conceptos científicos que nos colocarán un paso adelante o un nivel arriba de quienes simplemente viven repitiendo las tablas de multiplicar sin entender el porqué de las cosas.

De los números y letras, podemos también recorrer el camino que nos puede llevar a la sabiduría… y claro, llegando finalmente a la felicidad que es la tarea más importante que tenemos que hacer en la vida.

¿Lo intentamos?

Gerardo Antonio Díaz Jiménez – gerantoniodiaz@gmail.com

El Taller “Vida en el Siglo XXI” ofrece herramientas para aprovechar las oportunidades y vivir los retos del momento histórico que nos está tocando vivir.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s